domingo, 30 de octubre de 2011

Una película divertida

Este pasado viernes, tres amigas quedamos para ir a cenar a casa de otra buena amiga de la universidad, a la que hacía mucho tiempo que no veíamos, pues tras casarse, marchó a vivir fuera.

El pasado año se divorció (¡¡vaya epidemia que tenemos las taitantos!! -toco madera-), ha vuelto a Barcelona, y está retomando contactos.

La idea era cenar algo ligero en su casa, y luego, salir a tomar una copa en algún sitio de moda, pero como cenamos pronto, y para hacer tiempo, tras la cena, se nos ocurrió tomar un café, viendo una peli: Tensión sexual no resuelta.


Yo no la había visto, y me pareció muy divertida.

Eso sí, yo diría que el guión de la peli, en parte, está basado en la comedia de Tirso de Molina, Don Gil de las calzas verdes, y de ella ha tomado alguna idea.


===== Spoiler de la película =======

Concretamente, la de que una de las protagonistas (Jazz), de la cual, al final sabemos que lo que quiere es recuperar a su antiguo novio, que va a casarse con la otra protagonista, la seduce, cuando falta menos de un mes para la ceremonia.

Puesto que la comedia es ligeramente erótica, esa seducción se produce en una secuencia lésbica, con la que nos reímos mucho al verla, pues nos recordó a lo que les ocurrió a otra amiga.

==== Final del Spoiler de la película ======

En resumen, una comedia divertida, que nos recuerda que la realidad imita al arte, aunque no siempre coinciden, o al menos, no tanto.

;-)

sábado, 22 de octubre de 2011

La que tiene una amiga, tiene un tesoro

Mi suministradora de libros y cómics, me ha pasado otro comic erótico más.

En esta ocasión se trata de un comic titulado Las amigas están para eso, publicado en la colección Housewives at play, en el año 2002,  y que supuestamente los dibuja una tal Rebecca, la cual, supuestamente y por las declaraciones que hace en su Blog, es una ama de casa normal, que cuando los niños están en el cole, se dedica a dibujar historias como ésta.


En las primeras viñetas, vemos y escuchamos la conversación entre dos amigas, Catherine y Patricia, y nos enteramos de que Catherine está muy deprimida pues su marido no le hace caso, y ella piensa que es por que no lo atrae sexualmente.
Patricia tiene entonces una idea: Le propone ir a verla a su casa, a la mañana siguiente, una vez que el marido y los hijos de Catherine se hayan marchado, y así charlar tranquilamente las dos, mientras toman un café.
Lo que no sabe Catherine es que, en realidad, Patricia tiene otros planes:  Alegrar la vida (sexual) a su deprimida amiga. Para ello, y una vez que estén a solas las dos en la casa de Catherine, le pondrá un potente somnífero en su taza de café.
 
 

Y dicho y hecho, tras lo cual... comienza la ¿terapia? de Patricia.


No hace falta ser muy lista para saber lo que te espera, si te despiertas completamente desnuda, convenientemente atada a la mesita del salón, y tu amiga lleva puesto un dildo. 
 
 
 
 
Bastantes horas (y orgasmos) después... Patricia, que le ha curado la depre a su amiga, decide que de ahí en adelante, Catherine será su esclava sexual, con lo cual, en esas viñetas del cómic, podemos contemplar el repertorio completo de juegos lésbicos  y BDSM al que la somete.
 
¡¡Uff!!  Erotismo al máximo.
Finaliza esta aventura, cuando la hija de Catherine llega a casa desde el cole, y está a punto de verla casi completamente desnuda, mientras ésta escapa escaleras arriba para vestirse, y, eso sí, con el comentario (pensamiento) de Patricia acerca de la hija de Catherine, ya se presienten futuras y eróticas aventuras, en las que su hija también será protagonista.

(Os remito a WEBs como Amazon o similares, aquellas/os interesadas/os en localizar el comic de Housewives at play, para ver con detalle los diversos "juegos" a que me refiero, y las nuevas y muy eróticas entregas de estas amas de casa).


Aunque el argumento de la historia me ha parecido un poco endeble (pues Catherine bien podía haber gritado pidiendo auxilio), y bastante bestia (aunque la autora, Rebecca Hap, lo presente como una terapia, no deja de ser una violación lo que Patricia comete con su amiga), pero reconozco que el guión tiene la idea de la terapia prescrita (hacer que durante horas, le vengan orgasmos, uno tras otro, y casi sin parar), y el morbo, de ver la estrategia que sigue Patricia, primero para quitarle la depresión, y después, al comprobar su infrautilizado potencial sexual (y de ahí el comentario que le hace Patricia a Catherine, de que su marido, no sabe lo que se está perdiendo), para dominarla, convirtiéndola finalmente en su esclava sexual.

¡La que tiene una amiga tiene un tesoro!, pero con amigas así ...

Y no es que me preocupe, pues está claro que estas aventuras solo ocurren en los cómics eróticos, pero creo que, de ahora en adelante, un poquito aprensiva sí que estaré, cuando vaya a tomar una taza de té, a casa de alguna amiga, por aquello de que no vaya a despetarme en bolas, y atada a la mesita del salón, que además, con lo frío que es el cristal... ¡Si al menos fuese en una cama, y con unas almohadas debajo de las caderas...!
;-)

(¡es broma!)


Para terminar, comentaré que tengo mis dudas acerca de que la autora del comic (Rebecca), sea una mujer, pues aunque la maquinación para controlar a la amiga, sí que tiene el toque sutil que tanto nos gusta a nosotras, el dildo tan enorme que utiliza una de las protagonistas, denota la obsesión fálica de los hombres.
Igual es una "licencia artística", pero no sé, no sé...si esta Rebecca será una dibujanta.

domingo, 16 de octubre de 2011

Santos Trinidad: El hijoputa que salvó al mundo occidental

Ayer fuimos a ver la película No habrá paz para los malvados.

¡¡Por fín una buena película española, con un sensacional guión, creíble, preciso, y que cuenta una historia, de las que enganchan!!

Nada que ver, con las historias que (gracias a las subvenciones) tantas veces nos han contado en estos últimos años: películas de postguerra, con curas falangistas pedófilos, fascistas de pueblo, con bigotito a lo Errol Flynn, gays deprimidos por no atreverse a salir del armario, y lesbianas estreñidas.

¿Y qué decir del actorazo que es José Coronado ?, Pues que se mete maravillosamente bien en el papel del inspector Santos Trinidad (estoy convencida que ésta, será una de las actuaciones cumbre de su carrera de actor).


Consigue que nos atraiga el malvado inspector Trinidad, del que deducimos que, en el pasado, fue un magnífico y condecorado policía, perteneciente al Grupo Especial de Operaciones, hasta que, un día, ¿durante una misión en la que prestaba servicios de seguridad para la embajada de España en Colombia?, algo se torció, y él terminó cayendo en el lado oscuro de la ley (es un asesino)  y de la vida (también es un alcohólico y amargado solitario), pese a lo cual, no sé si es por la atracción del peligro, o porque nos damos cuenta de que, únicamente un malvado personaje como él, puede evitar que el drama se materialice, terminamos poniéndonos de su parte.

Y es que el nombre del inspector tiene su aquel, pero una vez vista la película, entendemos por qué los guionistas han elegido ese nombre para el protagonista, de igual manera, que podían haberla titulado, tal y como digo en el título de este post, Santos Trinidad: El hijoputa que salvó al mundo occidental.

Y pese a ello, y como dicen los de Cineuá, qué inquietantes que son esas últimas imágenes, en las que, justo antes del fundido a negro, vemos aquellos extintores.

¡¡¡Peliculón, peliculón!!!

Ya era hora.



PD:  Un comentario acerca de esta película, que he leído en El cuatro Poder,  y que me ha encantado:

"Y seguro que dentro de unos años me será más fácil acordarme del hijo de puta de Santos Trinidad y de su mirada cansada y mala, de su desprecio por la vida y de su dureza de corazón, que del nombre de No habrá paz para los malvados. Pues Urbizu y Coronado han conseguido crear un héroe perdedor, inolvidablemente cabrón y malvado, un vaquero de ciudad que calza botas, que en vez de güisqui toma ron cola, y que solo confía en su revolver del calibre 44, pero en cuyo comportamiento perverso encontramos, no obstante, un poso de justificación por su misterioso pasado brillante, la villanía de sus oponentes y las consecuencias inopinadamente redentoras de alguno de sus actos".

sábado, 8 de octubre de 2011

Otro comic erótico

Siendo niña, si a la hora de comer,  le decía a mi abuela materna que no tenía hambre, ella me contestaba: ¡Comer y Rascar, todo es empezar!

Con los años, he aprendido que la frase es cierta, y que cuando te pones a hacer algo, aunque inicialmente no te guste o no te apetezca demasiado... poco a poco le vas pillando el gustito... y para cuando te das cuenta, eres una adicta de ello.

Pero es que eso no solo aplica, al comer y rascar, pues también hay otras acciones, a las que se les puede aplicar este mismo refrán.
No seais malpensados/as, que no me refiero (aunque también) a practicar posturas exóticas del kamasutra, sino a cosas tales como leer libros y comics eróticos.

Por otro lado, sigo buscando cosas en Internet y de la redes P2P, donde he localizado una excelente historia X, titulada Suma y Sigue (supongo que podréis localizarla, buscando directamente en Google, o bien, en WEBs especializadas en Torrents, como por ejemplo ésta: Kickass Torrents


La historia me ha gustado mucho, y me ha recordado una "noche loca", unos cuantos años atrás, tras un Concierto de Jazz en la Oscuridad,  que tuvo lugar en el Barrio de Gracia (de Barcelona) y durante el cual ya hubo una serie de "Maniobras orquestales en la oscuridad" .

¡Y hasta ahí puedo leer, pues lo que luego hubo aquella noche... ya es otra historia!

Eso sí, la nuestra, tuvo un final feliz.

;-)

PD: a los caballeros que lean este post, les recomendamos (mi pocholín y yo) que como vasodilatador, para "situaciones especiales", utilicen medio "pitufo" (aka: Viagra).

Y por supuesto, y para todos/as, la coca... ni tocarla.

domingo, 2 de octubre de 2011

Haz fama, y échate a dormir

Es lo que tiene ganarte la fama de algo, que luego, ya puedes decir lo que quieras, que todo el mundo, te lo da por hecho.

Una amiga que, desde hace años, conoce mis gustos acerca de la literaura erótica (incluyendo también los comics), me ha pasado un comic erótico.
Reconozco que me gusta la literatura erótica, pero ¡ya me explicará, en nuestra próxima cena de amigas, cómo ha conseguido ella este cómic, que no es precisamente de los que vienen dentro de las cajas de cereales para el desayuno, ya que luego, unas nos llevamos la fama (de gustarnos el erotismo), y otras "cardan" la lana!

Vaya por adelantado, que este comic erótico, titulado "Las Rivales", es "muy picante" (comic X), y para evitar confusiones y visionados accidentales, pongo aquí únicamente, y a modo de muestra, una viñeta.


Para aquellos/as atrevidos/as que quieran verlo, les recomiendo Torrentz (buscador de Torrents), donde posiblemente lo localizarán.
Una vez descargado el archivo con las imágenes escaneadas del comic, para visionarlo, recomiendo utilizar el programa lector multiformato de archivos de comics, ComicRack o Comical (ambos freeware), que permiten verlo directamente, desde el fichero ZIP.

La historia, aunque bestia, tiene su aquel, y se trata de la venganza de una rival, respecto de la otra, enfrentadas desde que ésta le quitó el novio a la primera, y es que esto de la venganza, bien tramada, hay ocasiones, en que, a las mujeres, nos lo pide el cuerpo.
Tras haber leído la historia, la primera idea que me ha venido a la cabeza, es que, ¡Menos mal que no existe ese elixir de Venus del que hablan en el comic!, que si no ... estoy segura de que ciertos programas de petardeo de algunas cadenas de TV, se convertirían en la versión erótica de aquel Sorpresa, Sorpresa, y en el cual, llegarían, supuestamente sin avisar, a casa de la "famosa" elegida, y tras "ponerla en suerte", tal y como muestra la anterior viñeta, y con cámaras enfocándola por todos lados, los/as tertulianos/as de turno, la entrevistarían "sin tapujos", desde el plató de TV.

Y otras cosas que estoy segura, que también ocurrirían durante ese hipotético Sorpresa Sorpresa 2.0 :
  • Que habría tortas entre las "famosas", y "aspirantas a famosa", para mostrar, en público y en horario de máxima audiencia, sus piercings íntimos, tatoos eróticos y como llevan el chichi (que si rapadito, ingles brasileñas, o completamente depilado).
  • Que nada más comenzar, el boy le introduciría a la entrevistada, uno de esos huevitos vibradores inalábricos, para que la audiencia, desde sus casas, pudiese, mandando SMS's, darle "toquecitos" de ánimo a la entrevistada. >> Idea de Nuri. ¡Y luego dirán, que soy yo la erótica del grupo! ¡Haz fama... ! :-)
  • Que dependiendo de las respuestas de la entrevistada, a las preguntas realizadas durante el programa, al final, el boy de turno, la consolaría, más o menos, mientras los/as tertulianos/as, comentan la jugada.
  • Que en posteriores programas, la entrevistada, a su vez, comentaría las sensaciones que tuvo durante aquel programa-visita sorpresa, y, posiblemente, se convertiría ella, a su vez, en tertuliana de algún futuro programa, cuando la "entrevistada", fuese la supuesta actual pareja, de uno de sus ex.

Bueno, mejor no demos ideas, y ¡Que los disfrutéis!

(me refiero a la ensalada de frutas, que lleva el nombre del elixir, y quienes quieran, también del comic erótico)

;-)

PD: Una cuestión para nosotras, que nos fijamos en los detalles:

Si la protagonista, cuando abre la puerta, vistiendo un salto de cama,  lleva el pelo suelto, tal y como vemos en este dibujo ... 



¿cómo es que cuando está atada y completamente desnuda, lleva el pelo perfectamente recogido, con un lazo de color rojo?
 

La única respuesta que se me ocurre, es que el gigoló, además desnudarla y "ponerla en suerte", ¿también se ha dedicado a peinarla primorosamente (¿y hasta maquillarla?), para "salir bien" en su show de la pequeña pantalla?

Desde luego, ¡Vaya "Gigoló" el que le mandan a casa a la protagonista!

¡Ah! y por cierto: tal y como Shaum, desde la pantalla de TV, le está diciendo a Lisa (la rubita despelotada del lazo rojo), y como les decimos a nuestros clientes:  ¡Lean vds siempre, y con mucha atención, la letra pequeña de los contratos, antes de firmarlos!

;-)